El Idiota

cine

Hace años que me doy cuenta, pero nunca se me ocurrió escribirlo, porque la idiotez me parece un tema delicado  especialmente si es el idiota quien lo expone, pero bueno ahí les va. Puede que la palabra idiota sea rotunda en este texto, prefiero ponerla de entrada, para no meter  categóricos como tonto, lento, estúpido etc. (de la misma familia pero no lo mismo) no vaya a creer alguien que me quede corto en la auto denominación.

En realidad no pasa nada, ser idiota lo pone a uno completamente aparte, aunque tiene sus buenas es evidente que a ratos hay un deseo de cruzar la vereda  donde conocidos están reunidos en una misma inteligencia, comprensión, frotarse con ellos,  sentir que todo va buenísimo, pero la verdad es que no va.

Por ejemplo:

En el teatro hay un espectáculo de mimos checos es seguro que apenas empiece la función voy a encontrar que todo es una maravilla, sonrió hasta el borde del pis  y quedo con la mirada perpetuada en el tapiz azul del escenario. Así está la cosa cuando llega el intervalo digo: los mimos checos son una maravilla, la escena en que el pescador echa el anzuelo de papel y se ve avanzar un pez fosforescente en el aire es inaudita. De pronto el señor del lado  (ese instante tiene algo de ácido) comenta con otra persona de saco, corbata y una estirpe de suma sensatez que el espectáculo es mediocre, no hay originalidad, la puesta en escena algo adocenada, cosas de cosas. Es en ese momento es cuando me empiezo a guardar frase “la mejor noche de mi vida”. Intento racionalizar,  será porque no todos los días tengo la suerte de ir al teatro?  Estoy en una quimera creada con la intención de no ver a  Rodrigo ardiendo.

Estas cosas son las cosas que hacen pensar que soy idiota, de modo que la caída repentina en la idiotez llega como al corcho; de un tirón. Me hubiera gustado defender a los mimos checos me han parecido admirables, pero esas palabras inteligentes, sensatas me arden como una migraña , empiezo a creer cuánta razón tienen cómo el espectáculo no ha de ser tan bueno, un bajón a la transportación, me he dejado llevar por el entusiasmo y en la universidad me enseñaron que  la inteligencia debe nacer de un juicio ponderado y sobre todo de una actitud comparativa, según Epíteto ”….en lo que ya se conoce, para juzgar lo que se acaba de conocer, Así que de ninguna manera pretendo discutir con los señores, y a lo sumo me alejo unos metros, para retener esa imagen del pez fosforescente  que ilumina mi puta mediocridad, así que sí, soy el idiota en su idiotez que goza perdido hasta que la primera frase inteligente me haga bajar del carrusel, claro hasta otro rotulo colorido, patio, taza, cartel que alegre el día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s